Pensamiento del día:

lunes, 23 de noviembre de 2009 0 comentarios


"Es fundamental dedicar al menos media hora por día a la meditación; si estás muy ocupado, entonces necesitarás una hora."

Francisco de Sales
Bookmark and Share

El Bokuseki o Shodo es considerada como una de las siete artes marciales tradicionales, ya que exige una profunda concentración, precisión, rapidez y por sobre todo la coordinación de cuerpo, mente y espíritu. Incluso todo serio practicante de un Budo (arte marcial) en Japón, debe ejercitarse en trazar al pincel poemas o frases con el fin de disciplinar a la vez su espíritu, su visión y estabilidad del cuerpo.
Según una teoría del Zen, el vuelo rápido del pincel sobre el papel, evoca el desenbaine instantáneo del sable en el Iaido, o la salida de la flecha (Hanare) en el Kyudo. Se dice que es la serenidad interior la que debe guiar el pincel y este, en efecto, trafuce el inconsciente más profundo. Es el mismo principio que debe guiar el pincel del pintor de Sumi-e (pintura con tinta china), pues en el espíritu de oriente no puedo haber separación entre los actos, ya que se les considera brotes de la misma fuente, el espíritu del hombre. Un experto en artes marciales debe ser entonces un buen poeta y un excelente calígrafo. Tanto para lanzar un preciso golpe directo, como para desplazar la pluma de manera correcta, se debe lograr una gran coordinación entre mente, cuerpo y espíritu y, por lo tanto, llegar al instante de meditación eficaz.

Bookmark and Share

En la Argentina existen más de 150 lugares de práctica de este arte, pero como se conoce sobre su esencia.

El Taiji Quan (comunmente llamado Taichi Chuan en occidente) significa "puño de la cima suprema" y es un sistema de artes marciales. Según la tradición, su creador fue el monje indio Bodhidharma en el Shaolin-si y luego renovado entre el 1260 y 1368, por el monje budista Chan.

Este arte comprende principalmente métodos de dominio de la respiración y de los gestos, por lo general el practicante está solo y practica con un adversario imaginario, algunos lo llaman "el boxeo del vacio". A diferencia de la escuela Shaolín, relacionada con el Wushu (kung fu) que hace uso también de la fuerza muscular, el Taiji Quan se basa en la suavidad y hace foco en la fuerza interior.


El Taiji Quan forma parte de las de las técnicas de "larga vida" elaboradas por los monjes taoistas y los religiosos budistas, que buscan ante todo, la unión con el Qi (Ki). Su enseñanza se basa en el conocimiento de 3 principios, el "Jing" o esencia vital, el Qi (o Ki) y el Shen. Se trata de subliminar el Jing en Qi, es decir, alimentar el soplo vital interior, subliminar el Qi en Shen, transformando la energía en poder espiritual y por último alcanzar la esencia misma del Shen, llegando a la noción del Xu (la Shunyata de los budistas o Satori en Zen). En el Taiji Quan, al igual que en otras artes marciales, se realiza sin darnos cuenta "meditación en movimiento". La mente solo vive el instante presente unida al cuerpo y espíritu, beneficiándonos de los intercambios energéticos que desarrollamos.

A través de la ejercitación en este arte, se relajan los músculos, haciéndoles trabajar en estiramiento, como también ocurre en el Yoga. Los movimientos son efectuados por lo tanto, en relación con esta relajación del cuerpo físico y la respiración fluye en armonía con los movimientos. Es este ritmo vital lo que transmuta el Jing en el Qi, la fuerza vital. La inspiración (Yin) corresponde a la preparación de un movimiento y la expiración (Yan) a una emisión de energía. La mayoría de las artes marciales chinas utilizan estos principios para aplicarlos al combate real, mientras que el Taiji Quan, no busca más que el perfeccionamiento del individuo, de su mente, cuerpo y espíritu, unidos a las leyes de la naturaleza.

Bookmark and Share

Hoy en día, en los tiempos de stress en que vivimos, especialmente en nuestro país,vale resaltar el valor del “Do”.
Do es la vía o camino espiritual seguido por los adeptos de una disciplina marcial, religiosa o artística. El concepto de Do, forma parte integrante de lo Budo (la vías de combate, las antiguas artes marciales), sin el cual, estos no serian más que simples técnicas de comabate (Jutsu). Por eso mismo, el nombre de las artes marciales japonés terminan con la terminación Do (Aikido, Karate-Do, Kendo, Judo, Kyudo etc) ya que no son solo un conjunto de técnicas para combatir, sino un camino a la paz interna y la unión de mente, cuerpo y espíritu. El vocablo puramente japonés correspondiente a esta palabra chino-japonesa (del chino Tao-dao) es Michi, que significa "camino".
Do es la vía o camino espiritual seguido por los adeptos de una disciplina marcial, religiosa o artística, y estético para el cual es primordial la búsqueda de la serenidad del espíritu, su absoluta ecuanimidad, ya sea en la práctica de las artes marciales o en otras disciplinas.
Sin embargo, el concepto japonés del Do es diferente al concepto chino del Tao, no habiendo en él ninguna connotación religiosa o supersticiosa, no es más que un camino (Michi) a seguir por los que quieren vivir una auténtica vida de hombres libres.
El Do es el camino que conduce a la luz, al despertar de uno ante su propia naturaleza, idéntica a la del universo. Es pues, una búsqueda constante de la propia perfección e implica la práctica de numerosas virtudes, las cuales deben conducir al individuo en perfecta unión (Ai) consigo mismo y con su entorno. El único fin del Do es la armonía espiritual de todos los seres, el acuerdo pleno de uno con la energía universal. No es extraño entonces, que la filosofía del Do sea inseparable de la del Zen.

Bookmark and Share

"No puede descubrirse el mundo con un viaje de algunas millas...sólo a través de un viaje espiritual...que nos lleva a la tierra que pisamos, y nos enseña a sentirnos en casa."

Wendell Berry
Bookmark and Share

Zazen

martes, 10 de noviembre de 2009 0 comentarios

Vale la pena que nos adentremos en el Zazen y despejar algunas confusiones que se suelen presentar entre Zazen y Zen.


El Zazen es la posicion sentada tradicional japonesa (sei-za) o en loto, con la columna vertebral erguida, la cabeza recta y el cuerpo inmóvil.


En esta posición se practica la filosofía budista del Zen (el Chan chino) los ejercicios de meditación y vacuidad del pensamiento. En efecto, durante el Zazen, el practicante debe hacer el vacío total en su espíritu con el fin de que se vuelva completamente receptivo. Sucede entonces "el pensamiento sin pensamiento", el Hishiryo, una dimensión del pensamiento sin conciencia.


El Zazen interno (independientemente de la postura y de la respiración) es inexplicable, puesto que es la misma naturaleza profunda del hombre, hecha esencialmente de libertad.
Bookmark and Share

Meditación diaria:

"Si uno avanza confiadamente en la dirección de sus sueños, y trata de vivir la vida que se ha imaginado, se encontrará con un éxito inesperado en cualquier momento."

Henry David Thoreau
Bookmark and Share

El Hatha Yoga

lunes, 9 de noviembre de 2009 0 comentarios

Como prometimos en un post anterior, describiremos y nos adentraremos en cada uno de los tipos de yoga, especialmente para aquellos principiantes de esta disciplina. Si bien, todas las clases de yoga nos llevan a una camino de renovación, salud, tanto de mente, cuerpo y espíritu, si se practica con constancia, bajo la supervisión del profesor/a adecuado/a.
El Hatha Yoga o "yoga de las posturas", se basa en posturas flexibles para conseguir un control relajado y un desarrollo equilibrado del cuerpo, que da escelentes resultados en lo psíquico y espiritual. Tiene 3000 años de antiguedad y hay doce posturas fundamentales que son ampliadas a treinta y cuatro u ochenta y cuatro en algún caso, e incluso se llega a contar en total 800.000 . No se trata de una gimnasia, porque su efecto no está en el esfuerzo, sino en la relajación y el movimiento flexible. Hay que sentirse, durante el ejercicio, como una planta flexible.
Durante él los músculos se alargan. Sus posturas derivan de la observación de los felinos y de sus movimientos. Al realizarlos, hay que prestar atención al gesto que hacemos y sentirlo tranquilamente. Su efecto no es sólo físico, sino también mental, porque se ha averiguado que pensamos con nuestros músculos, como señala el psicofisiólogo y neurólogo profesor Paul Chauchard. Este factor lo estudió, sin conocer el Yoga, hace años, un médico español, Novoa Santos, en su libro de 1934 "Patología postural", en el que coincidía on lo que sabían los hindúes hace siglos.
Para distender los músculos, pueden emplearse dos caminos: por ejemplo, imaginarse el brazo pesado, o aplicando el principio del resorte, tensando y soltando los músculos. Esto conduce también al aprendizaje de la respiración abdominal (que es la que nos relaja) esencial ya sea en el Hatha Yoga o cualquier tipo de yoga.
El Hatha Yoga se ha transformado en uno de los más extendidos y populares en occidente.
¿Cómo saber si el Hatha Yoga es el tipo de yoga ideal para uno? Al vivir una clase de Hatha Yoga, nos llama la atención la paz, los movimientos lentos, y en algunos casos incluye una breve meditación. Este tipo de Yoga es ideal también para aprender las posturas básicas y tener el primer contacto con el Yoga en general. A muchos nos gusta la atmósfera de paz y relajación que rodea una clase. Sin embargo, algunos practicantes, pueden considerar este tipo de yoga demasiado lento o meditativo, incluso similar al Zen. Igualmente vale la pena vivir al menos 8 o 9 clases antes de tomar una decisión y probar otro tipo de yoga más “activo”, los cuales describiremos en una próxima entrada. Pero sin lugar a dudas, los beneficios del Hatha Yoga son muchísimos y es ideal para calmar la ansiedad del ritmo de vida que hoy en día nos suele aquejar.

Bookmark and Share

"Muchas veces voy de un lado a otro compadeciéndome y en todo momento hermosas nubes me transportan por el cielo."

Dicho de los indios Ojibway
Bookmark and Share

El Yoga, un camino de renovación

sábado, 7 de noviembre de 2009 0 comentarios

Generalmente la gente en occidente ve al Yoga de dos maneras. Como simplemente una gimnasia de relajación, respiración y elongación. Es decir, poco más que una típica clase grupal de gimnasia incluida en cualquier abono mensual de gimnasio.
Y en el otro extremo, se vé al Yoga como una especie de religión extraña que viene de Oriente, que tiene ritos, los cuales parecen esconder algo misterioso y esotérico.
Pero no es así. El yoga tiene varias facetas y todas están relacionadas entre sí. Uno se pregunta ¿es un método o una filosofía?. De ambas cosas tiene, ya que de los seis darshanas o concepciones ortodoxas del mundo del hinduismo, el yoga es una de ellas. Sin embargo, poca es la filosofía propia del yoga. Esta concepción es algo más bien práctica que teórica y toma de otros dos darshanas sus ideas teóricas o concepciones filosóficas.
Lo característico del yoga, es que resulta ser un método psicofísico ordenado a un retorno sobre sí mismo. En la actualidad, la mayoría de las personas, especialmente en occidente y más en sudamérica, viven como autómatas en el mundo del desarrollo material. Más que vivir, vegetamos. Pero siempre nos falta algo importante, estamos insatisfechos y, por eso, se producen todo tipo de reacciones nerviosas, mentales y de carácter. Como describió el gran difusor del Yoga: "Yoga es la tranquilización de los movimientos del mundo exterior". Yoga, viene de la raíz sanscrita "yuj", que es la misma de nuestro castellano, "yugo" o del inglés "yoke". Por tanto es "unión". El Yoga es una disciplina que favorece el control del cuerpo, mente y espíritu, para que desarrollen todas sus capacidades positivas. Es la autorealización.
Eva Kiskin, una experta occidental y gran profesora de yoga lo describe de este modo: "La tranquilización de los movimientos del mundo interior por medio de la prácticade la atención al momento vivo".
Hay muchos diferentes tipos de Yoga (nos adentraremos en una clasificación de los tipos de yoga en una próxima entrada), que son complementarias. Debo elegir la más adecuada para mí, siempre y cuando la clase de yoga sea dictada por un profesor/a capacitado/a. Lo que no debemos olvidar, es que en el fondo, todas persiguen lo mismo, un camino de renovación.

Bookmark and Share

"Hay una guía para cada uno de nosotros y al escuchar con humildad oiremos la palabra apropiada...Ubíquese en el centro de la corriente del poder y la sabiduría que fluye hacia su vida. Luego, sin esfuerzo alguno, usted se verá empujado hacia la verdad y una satisfacción perfecta."

Ralph Waldo Emerson

Bookmark and Share

Pensamiento del día:

viernes, 6 de noviembre de 2009 0 comentarios

“De vez en cuando mira bien algo que no esté hecho por la mano del hombre: una montaña, una estrella, el movimiento de un arroyo. La sabiduría, la paciencia, el consuelo llegarán a ti y, sobre todo, la seguridad de que no estás solo en este mundo”.

Sidney Lovett
Bookmark and Share



Es muy importante la concentración en cada momento, llegar al estado de “siempre alerta”. Esto confiere al zenista un carácter de utilidad inconmensurable, ya que siempre puede estar haciendo algo (desde contemplar el cielo, hasta estar en la cola del banco) y no hay nada más lejos de él que el aburrimiento, ese mal que tanto nos aqueja en nuestra época.
3 medios se usan comunmente para alcanzar el satori:

- Meditación
- Koans
- Mondos

Hoy nos centraremos en la meditación.
La meditación en el Zen no es la misma que en otros sistemas filosóficos-religiosos orientales. En el Zen la meditación es un constante estar atento, consciente, forzar la voluntad para permanecer en estado de alerta. Los practicantes de otros sistemas realizan una meditación distinta, que en ocasiones consiste en caer en una especie de ensoñación o estado autohipnótico. Lo bueno de la meditación Zen, es que es activa, la de otros muchos sistemas, es pasiva. El Zen corre hacia la vida, otros sistemas huyen de la vida y, por esa característica, sirven de cuna a personas que buscan escapar de la dura realidad a que estamos acostumbrados hoy en día (y más en la Argentina). Nada más perjudicial, nada que pueda acentuar más la neurosis.
El Zen entonces es una forma de ir hacia la vida, jamás una manera de huir de la vida. Un hombre sin temor, sin ansiedad, sin complejo de culpa, seguro, confiado en sí mismo y en la vida, es un hombre estable, equilibrado. Ese hombre, aunque no posea ningún bien material, podemos estar seguros de que es el hombre más rico de la tierra.
Ahora bien, no basta con meditar, sino que es necesario llevar los resultados de la meditación a la práctica. ¿De qué sirve llegar al convencimiento de lo bueno de mantener la serenidad ante un momento crítico, si luego, al actuar se vacila?.
Por lo tanto, el Zen es algo más que meditación. La disciplina Zen consiste en abrir el ojo de la mente para mirar dentro de la razón misma de la existencia.
Creo que este pasaje describe de manera contundente la meditación en el Zen para alcanzar el satori:

Estaba un maestro Zen sentado, aparentemente meditando, cuando llegó un discípulo y le preguntó:
- Maestro, ¿en qué meditas?
- En lo que se encuentra más allá del pensamiento.
- ¿Cómo consigues meditar sobre aquello que está más allá del pensamiento?.
- No meditando.

Bookmark and Share

Zen

jueves, 5 de noviembre de 2009 1 comentarios

Siendo precisos, se trata de una escuela filosófica japonesa cuyo origen se en el Chan (el cual es a su vez, una adaptación de la secta budista del Dhyana), pero que ha sido modificado en el Japón por el sentimiento Shinto de veneración a la naturaleza. El Zen fue llevado al Japón por el monje Eisai (1141-1215), que pertenecía a la escuela de pensamiento chino Linji (o Huang long) y creó la rama Rinzai-shu hacia 1191.



El Zen propone cuatro puntos doctrinales:



- Transmisión direca de maestro a discípulo de las doctrinas del Dhyana indio (meditación trascendental), sin recurrir a las escrituras budistas.



- Total independencia de espíritu respecto a dichas escrituras.



- Comunicación directa del individuo con la energia de la naturales que rige los ciclos o "Entidad suprema".



- Realización de la naturaleza del Buda (budeidad) en cada uno de nosotros.






El Zen pone énfasis en el conocimiento intuitivo (Satori), obtenido gradual o repentinamente a través de la práctica del Zazen (nos introduciremos en el Zazen en un próximo post) y refuta la teoría budista india de la transmigración de la esencia de los seres.



Muestra una indiferencia hacia todos los aspectos rituales de las religiones. Para el practicante de Zen no solamente hay que ver la naturaleza de Buda en todas las cosas, sino que hay que realizarla en la propia naturaleza de uno (Kensho), lo que equivale al Satori. Esto se llama Daigo Tettei "realización del estado de Buda".



El espiritu Zen, desapegado de todo pero, sin embargo, presente en todas las realidades, subyace con frecuencia en el espíritu de las artes marciales y ceremonias japonesas. Especialmente en el Iaido (el arte de desenbainar el sable cortando), el Kyudo, el Kendo, el Aikido y la ceremonia del té.
Bookmark and Share

Partamos de la base de lo que no es la meditación. No es algo hipnótico, raro y fuera de nuestro alcance. El diccionario nos dice que meditación significa "pensar contemplativamente". Al buscar la palabra "contemplar", dice, "ver con el pensamiento". En todos los momentos de quietud que puedo encontrar para calmar mi mente y vivir el minúsculo instante presente, estoy meditando.
Para mí, la meditación es una mayor conciencia espiritual. A menudo recuerdo que cada acción puede atender a un propósito espiritual. Voy a un lugar silencioso, cierro los ojos y repito alguna frase que me transmita serenidad para mis adentros con una voz suave.
Necesito trascender mis pensamientos para concentrarme en mi respiración, contando un número determinado (puede ser de 1 a 4 para inhalar y 4 a 8 para expirar). Mi mente se aleja por un momento y observo desde otro lugar mis pensamientos como si estuviera mirando un cuadro. Trato de mantener mi atención en el momento presente, dejando de lado el pasado y el futuro.
Un maestro zen me comentaba que para el la meditación es simplemente concentrarse en una flor. Cuando sus pensamientos se desvían, acepta el hecho de que su mente está simplemente cumpliendo con su tarea, pensando, entonces con suavidad, regresa a su pensamiento original en el instante del ahora.

¿Qué es la meditación?. La pregunta está abierta para que cada uno de nosotros la contestemos a nuestra manera.

Bookmark and Share

Bienvenidos a Meditacion.com.ar. A partir de ahora tienes un blog con el aporte de especialistas en meditación, yoga y reflexiones para una vida plena en el ahora. Podrás comentar tus experiencias para ayudar a otros por el camino de la paz interior y la serenidad espiritual.
Un cordial saludo,
El equipo www.Meditacion.com.ar

Bookmark and Share