Do, el camino japonés hacia la paz espiritual

jueves, 12 de noviembre de 2009


Hoy en día, en los tiempos de stress en que vivimos, especialmente en nuestro país,vale resaltar el valor del “Do”.
Do es la vía o camino espiritual seguido por los adeptos de una disciplina marcial, religiosa o artística. El concepto de Do, forma parte integrante de lo Budo (la vías de combate, las antiguas artes marciales), sin el cual, estos no serian más que simples técnicas de comabate (Jutsu). Por eso mismo, el nombre de las artes marciales japonés terminan con la terminación Do (Aikido, Karate-Do, Kendo, Judo, Kyudo etc) ya que no son solo un conjunto de técnicas para combatir, sino un camino a la paz interna y la unión de mente, cuerpo y espíritu. El vocablo puramente japonés correspondiente a esta palabra chino-japonesa (del chino Tao-dao) es Michi, que significa "camino".
Do es la vía o camino espiritual seguido por los adeptos de una disciplina marcial, religiosa o artística, y estético para el cual es primordial la búsqueda de la serenidad del espíritu, su absoluta ecuanimidad, ya sea en la práctica de las artes marciales o en otras disciplinas.
Sin embargo, el concepto japonés del Do es diferente al concepto chino del Tao, no habiendo en él ninguna connotación religiosa o supersticiosa, no es más que un camino (Michi) a seguir por los que quieren vivir una auténtica vida de hombres libres.
El Do es el camino que conduce a la luz, al despertar de uno ante su propia naturaleza, idéntica a la del universo. Es pues, una búsqueda constante de la propia perfección e implica la práctica de numerosas virtudes, las cuales deben conducir al individuo en perfecta unión (Ai) consigo mismo y con su entorno. El único fin del Do es la armonía espiritual de todos los seres, el acuerdo pleno de uno con la energía universal. No es extraño entonces, que la filosofía del Do sea inseparable de la del Zen.

Bookmark and Share

0 comentarios

Publicar un comentario